Biógrafos y cines

[Foto 266b] En 1927, poco tiempo antes de invadir el sonido la pantalla grande, las largas colas en el "Cine Ideal" mostraban el prematuro impacto de este espectáculo en la vida de la ciudad. Administrado por la Empresa Casal hnos. de los bajos del Palacete Pons, el "Cine Ideal" -ubicado en la Plaza Independencia 1392 o 702 y Buenos Aires- abrió en mayo de 1908 y cerró en diciembre de 1940.
[Foto 1095b] La Compañía Central Cinematográfica -ubicada en Rondeau 1383- abrió en 1950 con la película "Amarás a mi sombra" y cerró el 3 de febrero de 1988 con "Noche de verano", transformándose en dos salas: Central y Libertad.
[Foto 1151b] El 10 de noviembre de 1917 el "Biógrafo Iris" estrenaba en cine mudo la película "El Pecado" a las 8 y 45 pm. El "Biógrafo Iris", también denominado Esmeralda, Broadway o Victoria se inauguró en 1915 y cerró el 10 de marzo de 1967 a raíz de un incendio. Ubicado en Sierra 1960 entre Miguelete y La Paz, este biógrafo fue administrado por la empresa Podiño y Zito.
[Foto 1160a] El "Cine Ambassador" se inauguró el 5 de junio de 1937 y cerró el 23 de octubre de 1988. Administrado por la Compañía Exhibidora Nacional, este cine tuvo una de las salas más lujosas y concurridas de Montevideo, ubicada en Julio Herrera y Obes entre 18 de julio y San José.
[Foto 1487b] Propaganda de la película "Fantasma Gris" exhibida en el "Cine Oro" en 1930. Ubicada en 18 de Julio 924, esta sala funcionó entre 1916 y 1935.
[Foto 7405] El "Cine 18 de Julio" se inauguró con gran publicidad el 17 de junio de 1954 y cerró el 27 de junio de 1987. Actualmente, funcionan en la misma sede de 18 de Julio 1292 el comercio Tata y una sala de la Cinemateca Uruguaya. Las instalaciones que se ven en esta fotografía corresponden al período en el que, con el mismo nombre, todavía funcionaba como teatro.
[Foto 7679] El "Cine Buckingham", en 1918 denominado "Cinema Rex", funcionó entre 1909 y 1980. El cambio de nombre de esta sala estuvo acompañado por una reforma de la Empresa Glücksmann, que anunciaba el crecimiento del cine como espectáculo masivo del Uruguay moderno.
[Foto 8100] El Club Malvín -inaugurado en 1926- construyó el "Biógrafo o Auditorio Malvín" en 1927, cuya sede funcionó en diferentes lugares a lo largo de su historia. En el verano de 1942 se reabrió este cine con la película "El exilio de Gardel", permitiendo a los vecinos disfrutar del espectáculo cinematográfico al aire libre.
[Foto 8323] El "Cinema Rex", reinaugurado en 1918 con dicho nombre, acompañó el proceso de modernización de la ciudad y sus medios de transporte, siendo el primero en trasmitir cine sonoro a fines de la década de 1920.
[Foto 10728] El 16 de enero de 1941 la Compañía Glücksmann inauguraba el espectacular "Cine Trocadero", estrenando la película "El Gran Dictador" de Charles Chaplin, en un Uruguay cuya población seguía paso a paso el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial. Actualmente, en el mismo local de 18 de Julio 1301, funciona la Iglesia Universal del Reino de Dios, símbolo de las transformaciones culturales que ha procesado nuestra sociedad en estos tiempos.
[Foto 12601] El "Cine Parlante" o "Salón Buckingham del Splendid Hotel" -ubicado en los altos del cuerpo lateral derecho del Teatro Solís- fue construido en 1875 e inaugurado en 1908. El 30 de setiembre de 1940 cerró trágicamente, debido a un derrumbe a causa de un temporal de lluvia y viento, que tuvo como consecuencia seis muertos y dieciséis heridos. Fue el accidente más grande de salas de cine, destruyendo, por otra parte, el salón de exposiciones del Hotel Castelar situado en el primer piso.
[Foto 1485b] La película "El Espía" fue exhibida en el "Cine Arte" del SODRE, que funcionaba en el Teatro Urquiza en la década de 1930. Esta sala funcionó de 1914 a 1920, en los años 1925, 1926, 1928, 1932, 1936, de 1940 a 1948 y de 1950 a 1961 en Andes 1451 y Mercedes. En el Teatro Urquiza también funcionó la Casa Lepage, cuya sucursal en Montevideo se inauguró en 1911, dedicándose a la venta y distribución de filmes, artículos de fotografía, fonógrafos y similares. En esta empresa entró a trabajar Bernardo Glücksmann cuando joven, antes de convertirse en el principal empresario de la industria cinematográfica.
Fecha: 
04/11/2011
Descripcion: 

Las primeras exhibiciones de cine mudo, entremezcladas generalmente con conciertos y espectáculos de variedades, solían proyectarse en teatros o en los nuevos biógrafos. El Edison Salón, el Edén Park, el Varieté Cinema, el Biógrafo Lumiére y el Cinema Concert eran algunos de los biógrafos existentes en este primer período de la historia del cine en el Uruguay.

La aparición del cine sonoro en 1929 marcó el inicio del período de auge de este espectáculo en el país. En esta misma época aumentó considerablemente el número de salas y, simultáneamente, comenzaron a aparecer espacios destinados exclusivamente a la proyección de películas. La expansión de la red de cines en los barrios, el surgimiento de los grandes "palacios del cine" céntricos y la profundización en la década de los cincuenta de la crítica cinematográfica, constituyen tres aspectos a destacar en este período "dorado" comprendido entre 1929 y 1960.

Según señala Alvaro Sanjurjo Toucon, "mientras en los Estados Unidos la avasallante televisión -aún en blanco y negro [...]- marcaba el incio de una crisis cinematográfica de alcance mundial, en Montevideo, en 1953, que por entonces poseía 837.621 habitantes, se registraban 19.152.019 espectadores cinematográficos, que sumados a los del interior del país alcanzarían un total que para unas fuentes fue de 22 millones mientras otras elevan la cifra a unos 23 millones"*. El público podía optar entre asistir a uno de los tantos cines de barrio -famosos por sus matinées de los fines de semana- o bien a una de las lujosas salas céntricas, representantes de las grandes compañías cinematográficas mundiales. Entre estos últimos figuraban el cine Metro, el Radio City, los de la empresa Glücksmann, el Trocadero, el Coventry, el Eliseo, el Ariel, el Ambassador, el Victory, el Grand Palace, el Luxor, el California, el Censa, el Plaza y el Central, el Iguazú y el Polvorín.

Al iniciarse la década de los sesenta comenzaron a procesarse algunos cambios cuantitativos de forma bastante acelerada. En 1965 el total de espectadores anuales, que en 1960 ascendía a 17.951.715, apenas superaba los siete millones. Paralelamente el número de salas se redujo de manera considerable, quedando en 1965 solamente 78 de las 98 existentes cinco años atrás. Estas cifras deben ser interpretadas tomando en cuenta la aparición de las primeras transmisiones de televisión, ya que a partir de los años sesenta este nuevo medio de comunicación actuó como difusor y masificador del cine y, al mismo tiempo, se transformó en su principal competencia.

*SANJURJO TOUCON, Álvaro, "Las distribuidoras y el consumo de cine en Uruguay", en: RAMA, Claudio (coord.), Industrias Culturales en el Uruguay, Montevideo, Arca Editorial, p. 195.

 

Bibliografía consultada para esta investigación
REMEDI, Gustavo, "El campo del cine en el Uruguay", en Brecha , Montevideo, 19-10-2001
BARRÁN, José Pedro, El Uruguay del Novecientos, Montevideo, E.B.O., 1979
SARATSOLA, Osvaldo, http:/www.uruguaytotal.com/estrenos/cifras/totales.htm
SARATSOLA, Osvaldo, "Glücksmann y el cine en Montevideo: 1913-1958. Auge y Caída de un magnate uruguayo", en La Lupa, Montevideo, 18- 01- 2002.
SANJURJO TOUCON, Álvaro, "Las distribuidoras y el consumo de cine en Uruguay", en: RAMA, Claudio (coord.), Industrias Culturales en el Uruguay, Montevideo, Arca Editorial, 1992.
VANRELL, Rafael, Salones de biógrafos y cines de Montevideo, Montevideo, Ediciones de la Plaza, 1993
JACOB, Raúl, La Quimera y el oro, Montevideo, Arpoador, 2000.

Investigación y textos:
Magdalena Broquetas, Isabel Wschebor.


San José 1360. CP 11200
Intendencia de Montevideo. Uruguay
Tel: [598 2] 1950 1219
Fax: 1950 1809
Mail: CdF@imm.gub.uy
Lunes a viernes de 10 a 19 horas
Sábados de 9.30 a 14.30 horas


Intendencia de Montevideo
Edificio Sede: Av. 18 de Julio 1360
Tel: [598 2] 1950
Montevideo, Uruguay | CP. 11200